Si la madera de la caseta que compremos no está tratada es conveniente que lo hagamos para conservarla en perfecto estado el mayor tiempo posible.

Las condiciones climáticas castigan la madera: rayos UV, la lluvia y humedades, etc., pueden hacer que surjan hongos o que se pudra la madera. También hay insectos que se alimentan de ella, como la carcoma, pudiendo hacer que destruyan simplemente nuestra caseta.

Aquí vas a poder encontrar desde tratamientos completos a barnices y pinturas para tener tu caseta de madera siempre perfecta.

Cerrar menú